¿La circuncisión es obligatoria u opcional en los días de hoy?

La circuncisión, como señal exterior del acuerdo entre Dios y su pueblo escogido, fue instituida en el tiempo de Abraham (Génesis 17: 10-14, 23-27, 21: 4, At 7: 8) e incorporado posteriormente, de forma explícita, en la ley de Moisés (Lv 12: 3, Jn 7:22). A pesar de haber sido temporalmente interrumpida durante la peregrinación en el desierto, ella volvió a ser practicada poco después de la entrada de los israelitas en la Tierra Prometida (Js 5: 2-9). Que ese acto sólo alcanzaba su pleno sentido religioso cuando era acompañado de la dedicación incondicional de la vida a Dios y su voluntad es evidente en las referencias que hablan de una circuncisión del corazón (ver Dt 10:16, 30: 6, Jr 4: 4) .

Mientras que en el Antiguo Testamento la circuncisión era una condición básica para pertenecer al pueblo de Dios (Gn 17: 9-14), en el Nuevo Testamento esta condición pasó a ser el bautismo cristiano (ver Mt 28: 18-20, Mc 16:15. y 16, At 2:37 y 38). En respuesta a los cristianos judaizantes que intentaban imponer la circuncisión a los gentiles que aceptaban el cristianismo, el Concilio de Jerusalén dejó clara la opacidad de esta práctica (ver Hch 15, Gl 2).

El apóstol Pablo es incisivo en afirmar que “porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.” (Gal 5: 6), el “ser nueva criatura” (Ga 6:15). y el “guardar los mandamientos de Dios” (1 Cor. 7:19). Y el mismo apóstol añade: “¿Fue llamado alguno siendo circunciso? Quédese circunciso. ¿Fue llamado alguno siendo incircunciso? No se circuncide.”(1 Cor. 7:18). Hoy, por lo tanto, la circuncisión, para los cristianos, no es más que una opción personal, destituida de cualquier significado religioso.

Fuente: centrowhite

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...

Pin It on Pinterest