Elena de White y los Ángeles que toman forma Humana

Ángeles visitantes

Esos seres son ángeles ministradores que frecuentemente se presentan bajo la forma de seres humanos. Como si fueran extraños, conversan con quienes están ocupados en la obra de Dios. En lugares solitarios han sido compañeros de un viajero en peligro. En barcos sacudidos por la tempestad, ángeles bajo la forma humana han dirigido palabras de ánimo para disipar el temor e inspirar esperanza en la hora de peligro, y los pasajeros pensaron que se trataba de alguno de ellos con quien no habían hablado antes.

Muchos, bajo diferentes circunstancias, han escuchado las voces de los habitantes de otros mundos que vinieron a desempeñar una parte en esta vida. Estos seres han hablado en asambleas; han realizado obras que hubiera sido imposible que las hicieran instrumentos humanos. Vez tras vez se desempeñaron como generales de ejércitos. Fueron enviados para eliminar pestilencias. Comieron en las mesas de familias humildes. A menudo se presentaron como viajeros cansados que necesitaban abrigo para pasar la noche.

Necesitamos comprender mejor de lo que lo hemos hecho la obra de estos visitantes angelicales. [1]

Ángeles pueden ser hospedados hoy en día

La Biblia da mucho realce a la práctica de la hospitalidad. No sólo ordena la hospitalidad como un deber, sino que presenta muchos hermosos cuadros del ejercicio de esta gracia y las bendiciones que reporta. Entre ellos se destaca el caso de Abrahán. …

Dios atribuyó suficiente importancia a estos actos de cortesía para registrarlos en su Palabra; y más de mil años más tarde fueron mencionados por un apóstol inspirado: “No olvidéis la hospitalidad, porque por ésta algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.”

El privilegio concedido a Abrahán y Lot no nos es negado. Manifestando hospitalidad a los hijos de Dios, nosotros también podemos recibir a sus ángeles en nuestras moradas. Aun en nuestro tiempo los ángeles entran en forma humana en los hogares de las gentes, y son agasajados por ellas. Y los cristianos que viven a la luz del rostro de Dios están siempre acompañados por ángeles invisibles, y estos seres santos dejan tras sí una bendición en nuestros hogares. [2]

Disfrazados como creyentes

Satanás usará toda oportunidad para disuadir a los hombres de su lealtad a Dios. El y los ángeles que cayeron con él, aparecerán en la tierra como hombres, tratando de engañar. Los ángeles de Dios también aparecerán como hombres, y usarán todos los medios a su alcance para derrotar los propósitos del enemigo.

Los malos ángeles en forma de hombres hablarán en este tiempo con los que conocen la verdad. Tergiversarán y torcerán las declaraciones de los mensajeros de Dios… ¿Han olvidado los adventistas del séptimo día las advertencias dadas en el capítulo sexto de Efesios? Estamos empeñados en una guerra contra las huestes de las tinieblas. Satanás obtendrá la victoria sobre nosotros a menos que sigamos de cerca a nuestro Dirigente.

Se me mostró que malos ángeles, bajo la forma de creyentes, obrarán en nuestras filas para introducir un fuerte espíritu de incredulidad. Que ni siquiera esto los desanime; en cambio, ofrezcan un corazón leal para ayudarle al Señor contra los poderes de los instrumentos satánicos. Esos poderes malignos aparecerán en nuestras reuniones, no para recibir una bendición, sino para contrarrestar las influencias del Espíritu de Dios. [3]

Entre los oyentes de Jesús

Mezclándose con sus oyentes, había ángeles [malos] en forma de hombres que hacían sugestiones, criticaban, aplicaban falsamente y tergiversaban las palabras del Salvador… [4]

Ángeles buenos y malos

Agencias satánicas en forma humana tomarán parte en este último gran conflicto para oponerse al establecimiento del reino de Dios. Los ángeles celestiales en apariencia humana también estarán en el campo de acción. Estos bandos antagónicos existirán hasta que concluya el último gran capítulo de la historia de este mundo. [5]

Manifestaciones sensacionalistas

Satanás es un enemigo astuto. Y para los ángeles malignos no es difícil hacerse pasar por los santos y pecadores muertos, y lograr que su encarnación sea visible para los ojos humanos. Estas manifestaciones serán más frecuentes a medida que nos aproximemos al tiempo del fin, y habrá demostraciones de carácter asombroso. [6]

Encuentro en la eternidad

Todo redimido comprenderá la obra de los ángeles en su propia vida. ¡Qué sensación le producirá conversar con el ángel que fue su guardián desde el primer momento; que vigiló sus pasos y cubrió su cabeza en el día de peligro; que estuvo con él en el valle de la sombra de muerte, que señaló su lugar de descanso, que fue el primero en saludarlo en la mañana de la resurrección, y conocer por medio de él la historia de la intervención divina en la vida individual, de la cooperación celestial en toda obra en favor de la humanidad! [7]

[1] Dios nos Cuida, p. 288
[2] El Hogar Cristiano, p. 405
[3] Eventos de los Últimos Días, p. 169
[4] La Verdad acerca de los Angeles, p. 194
[5] La Verdad acerca de los Angeles, p. 265
[6] Eventos de los Últimos Días, p. 165
[7] La Educación, p. 305

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...

Pin It on Pinterest