¿Cómo se Salvaba la gente en el Antiguo Testamento?

Algunos cristianos creen que las personas del Antiguo Testamento se salvaban por la ley y que los del Nuevo Testamento se salvaban por la gracia. ¿Pero que dice la Biblia? Leamos Tito 2:11: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres”, se nos dice que la gracia de Dios se ha manifestado a todos los hombres, eso incluye a las personas del Antiguo Testamento.

¿Entonces cómo se salvaban las personas del Antiguo Testamento?

Se salvaban por la gracia de Dios, por ejemplo, Adán y Eva debían morir porque desobedecieron a Dios, pero en Génesis 3:21 dice: “ Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.” y en Gálatas 3:27 encontramos: “porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.”. Entonces para conseguir dos pieles tuvieron que morir dos corderos y esos corderos simbolizaban a Cristo. Leer también Juan 1:29; 1 Pedro 1:18-20.

Elena de White lo describe asi: “Mientras mataba a la inocente víctima temblaba al pensar que su pecado haría derramar la sangre del Cordero inmaculado de Dios. Esta escena le dio un sentido más profundo y más claro de la enormidad de su transgresión, que nada sino la muerte del querido Hijo de Dios podía expiar.” PP, pag. 48

A Caín y Abel Dios les pidió que trajeran corderos, pero en Genesis 4:1-5 Caín trajo del fruto de la tierra lo que representaba una justificación por obras, por otro lado, Abel trajo el cordero que simbolizaba a Cristo, lo cual significaba la justificación por la fe en Cristo. Leer también Hebreos 11:4, 9:22; 1 Pedro 1:19.

El Espíritu de Profecía se refiere a esto: “Pero Caín, desobedeciendo el directo y expreso mandamiento del Señor, presentó solamente una ofrenda de frutos. No hubo señal del cielo de que este sacrificio fuera aceptado. Abel rogó a su hermano que se acercara a Dios en la forma que él había ordenado; pero sus súplicas crearon en Caín mayor obstinación para seguir su propia voluntad. Como era el mayor, no le parecía propio que lo amonestara su hermano, y desdeñó su consejo. Caín se presentó a Dios con murmuración e incredulidad en el corazón tocante al sacrificio prometido y a la necesidad de las ofrendas expiatorias. Su ofrenda no expresó arrepentimiento del pecado.” PP, pag. 51

Genesis 6:8 nos dice que Noé halló gracia en los ojos de Jehová y en Génesis 8:20 podemos ver que Noé edifico un altar a Jehová y ofreció holocaustos.

En Génesis 22 Dios le dijo a Abraham que sacrificará a su hijo Isaac, pero el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo y le dijo que no le hiciera nada al muchacho. En el versículo 13 encontramos que Abraham vio un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos, el cual tomo y ofreció en holocausto en lugar de su hijo que debía morir, pero en su lugar murió el cordero que representaba a Cristo.

En el Antiguo Testamento los hombres y las mujeres eran salvos por el Cristo que vendría. Cada cordero sacrificado apuntaba hacia la venida del Mesías. En el Nuevo Testamento los hombres y las mujeres son salvos por el Cristo que ha venido.

Jesús es el único medio de salvación. Hechos 4:12

Escrito por Jonathan Jimenez

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...
X

Pin It on Pinterest

X
A %d blogueros les gusta esto: