Ley Dominical en Argentina y Superecumenismo en Estados Unidos

Andan circulando en internet comentarios respecto a un “decreto dominical” en Argentina. Parece que en el futuro cercano, la profecía relacionada con este evento tendrá cumplimiento, pero es necesario evitar ciertas exageraciones y distorsiones debidas posiblemente a una falta de comprensión de lo que realmente la profecía anuncia. Primer punto: la ley dominical será una ley aprobada en los Estados Unidos, con el consentimiento y el apoyo directo del Vaticano (y si usted duda de esto, aguarde para ver). Antes de que suceda, habrá una divulgación completa del tema en los medios seculares, una ley de tal importancia no será aprobada sin discusión (y cuando esto empieza a ocurrir, tome una decisión de lado correcto). En segundo lugar, los que insisten en guardar un día de descanso que no sea domingo serán sin duda el objeto de interés por parte de los periódicos, lo que les dará una buena oportunidad de testificar de su fe y práctica – de que son creacionistas y adoradores del Dios Creador que hizo cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos (Apocalipsis 14: 6, 7). En tercer lugar, las leyes dominicales locales en ciudades, estados e incluso en otros países, pueden ser vistos como un ensayo de lo que vendrá, una especie de prueba y acondicionamiento de la opinión pública. Esto ha sucedido en el Parlamento Europeo, que apoya el movimiento European Sunday Alliance, asi mismo en las ciudades brasileñas, en las que el comercio no abre los domingos. Lo que está ocurriendo en la Argentina es exactamente eso. Es un problema que involucra las provincias y no a todo el país. E incluso si fuera una ley federal, no sería la ley dominical, aunque era otra pieza importante en el cuadro profético.

Ley Dominical en Argentina y Superecumenismo en Estados Unidos

Tenemos que seguir de cerca lo que está sucediendo en nuestro planeta – con un ojo en la Biblia y el otro sobre las señales – pero también es necesario evitar el alarmismo que crea solamente el sensacionalismo y, al final, cuando se pasa todo, dejan un rastro de frustración. Recordemos siempre que, más importante que la propia señal es la persona a la que las señales apuntan: Jesucristo. Debemos amar si venida, pero sin dejar de lado nuestra comunión con Él ahora y en la misión de hablar del amor y la salvación que Él ofrece todavía. ¿Él regresará pronto? Sí, lo creo. Pero mi vida puede ser incluso más corta que este gran evento, ya que es tan frágil e incierta. Este es un recordatorio de que nuestra preparación tiene que ser diaria; nuestra relación con Dios tiene que ser constante, y no depende de los eventos y circunstancias.

Pero vamos a hablar de algo factual y significativo acerca del megaencuentro ecuménico “Together”, realizado en los Estados Unidos el día 16, por los evangélicos, con el apoyo del Papa Francisco. Con los recientes ataques terroristas que sacudieron una vez más el mundo, el grito por la paz y la unión se agiganta. Todo el mundo quiere vivir en un mundo de paz, pero parecen olvidar que la verdadera paz sólo será una realidad cuando Jesús venga por su pueblo , y cuando Dios recree este planeta como el Edén perdido. Debemos orar por la paz, sí, pero sin olvidar que este mundo va a ser mucho peor antes de mejorar definitivamente. La unión ecuménica desprecia verdades bíblicas. Es un conjunto en torno a algunos puntos comunes. Y los que insisten en ser verdaderamente fieles a la Palabra de Dios en última instancia, serán culpables de traer desgracia para el mundo. Los fundamentalismos serán nivelado por debajo y colocados en el mismo saco llamado miedo e intolerancia. En ese momento, podremos ver que se utiliza de nuevo un argumento aplicado a Jesús. “Es mejor que uno perezca que la nación entera” [MB]

Fuente: http://www.criacionismo.com.br/2016/07/lei-dominical-na-argentina-e.html

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...
X

Pin It on Pinterest

X
A %d blogueros les gusta esto: