El Maquillaje y Jezabel

Lamentamos que dentro del pueblo de Dios exista esta clase de practicas, hoy en día es difícil marcar la diferencia entre una mujer del mundo y una mujer que profese ser del pueblo de Dios.

Lamentamos que aún esposas de pastores se maquillen y así suben al púlpito. La Biblia es clara tocante a este punto. Por esta razón creemos que no es correcto subir mujer mal vestidas y maquilladas al púlpito.

El Maquillaje y Jezabel

En las escrituras se usan las joyas y el maquillaje solo para representar a las prostitutas, aunque mucho antes de que Israel adoptará esta práctica, habían naciones paganas que practicaban el uso de maquillaje en la cara y en los ojos, en Egipto era muy prolifera esta práctica, aun hasta los hombres lo usaban. En Egipto surgió esta práctica de depilarse la ceja y pintarse los ojos; y La primer prostituta que uso maquillaje fue Jezabel:

2 Reyes 9:
30 Vino después Jehú a Jezreel; y cuando Jezabel lo oyó, se pintó los ojos con antimonio, y atavió su cabeza, y se asomó a una ventana.

¿Que era el antimonio?. “Elemento blanco de aspecto metálico. Se cree que los antiguos usaban compuestos de antimonio reducidos a polvo como cosméticos con los que se pintaban las cejas y las pestañas”.(DBA).

Jezabel es un símbolo de apostasia, y corrupción moral.
Apocalipsis 2:
20 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.

En Apocalipsis se le llama la gran ramera, un símbolo del papado.

Apocalipsis 17:
3 Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.
4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación;
5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.

Siempre las joyas y el maquillaje se relaciona con mala vida y Apostasia, el profeta Isaías da un juicio contra las mujeres impías de Israel.

Isaías 3:
Juicio contra las hijas de Sion

16 Asimismo dice Jehová: Por cuanto las hijas de Sion se ensoberbecen, y andan con cuello erguido y con ojos desvergonzados; cuando andan van danzando, y haciendo son con los pies;
17 por tanto, el Señor raerá la cabeza de las hijas de Sion, y Jehová descubrirá sus vergüenzas.
18 Aquel día quitará el Señor el atavío del calzado, las redecillas, las lunetas,
19 los collares, los pendientes y los brazaletes,
20 las cofias, los atavíos de las piernas, los partidores del pelo, los pomitos de olor y los zarcillos,
21 los anillos, y los joyeles de las narices,
22 las ropas de gala, los mantoncillos, los velos, las bolsas,
23 los espejos, el lino fino, las gasas y los tocados.
24 Y en lugar de los perfumes aromáticos vendrá hediondez; y cuerda en lugar de cinturón, y cabeza rapada en lugar de la compostura del cabello; en lugar de ropa de gala ceñimiento de cilicio, y quemadura en vez de hermosura.
25 Tus varones caerán a espada, y tu fuerza en la guerra.
26 Sus puertas se entristecerán y enlutarán, y ella, desamparada, se sentará en tierra.

Jeremías 4:
30 Y tú, destruida, ¿qué harás? Aunque te vistas de grana, aunque te adornes con atavíos de oro, aunque pintes con antimonio tus ojos, en vano te engalanas; te menospreciarán tus amantes, buscarán tu vida.

Por lo tanto un verdadero hijo de Dios renunciara a la mundanalidad que afecté su testimonio delante de Dios y el mundo.

1 San Juan 2:
15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

La Biblia es clara con el uso de joyas y el vestirse mal:

1 Timoteo 2:9-10 nos dice, “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.”

1 Pedro 3:3-4 nos recuerda este aspecto espiritual, “-vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.”

“El vestir sencillamente y abstenerse de ostentar joyas y adornos de toda clase está de acuerdo con nuestra fe” (Joyas de los testimonios, t. 1, p. 350).

Recordemos que el “atavío exterior” refleja muchas veces lo que hay dentro, Cristo dijo ” por sus frutos los conoceréis”. Como iglesia también poseemos una posición sobre esto:

“Debe evitarse el uso de los cosméticos que chocan con el buen gusto y los principios de la modestia cristiana. El aseo y la conducta cristiana deben observarse en el cuidado de la persona que está en todo tiempo tratando de agradar y representar correctamente a Cristo, nuestro Señor”. (Manual de Iglesia. 2010 pag. 141).

Una mujer que verdaderamente haya nacido de nuevo, perderá el gusto por esta clase de prácticas. Dios hizo a las mujer a hermosas, y no es necesario que se arruinen su piel para atraer el sexo opuesto, o para competir con otras mujeres. Mujer.. Dios te hizo bella.. Toma en cuenta esto. Refleja lo natural.

Con esto tampoco queremos decir que las mujeres no se deben arreglar y tener en cuenta el aseo personal, lo que tratamos de decir es que las mujeres no necesitan cosas artificial y químicas para verse bien, por naturaleza las mujeres son bellas.

Autor Rafael Díaz

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...

Pin It on Pinterest