Arrepentimiento es ser Convertido en otra Persona – Sermón Andrés Portes

El arrepentimiento no es un acto, pero si una experiencia cotidiana. Los arrepentidos cada día caminan de la mano con Dios. Los arrepentidos cada día producen frutos de arrepentimiento. El primer fruto de arrepentimiento es que la persona se vuelve a Dios.

Las personas arrepentidas muestran en su vida que están conectados con Jesús, que están unidos a Jesús, que permanecen en Jesús y esa permanencia en Jesús se traduce en una vida llena de bendiciones.

Los Frutos son el resultados de estar conectados a Jesús y estamos conectados a Jesús porque creemos y confiamos en Él. Y creemos y confiamos en Él porque lo conocemos.

El arrepentimiento no es solo dejar de hacer los pecados que antes hacia. El arrepentimiento también es cambiar la persona que uno es. Si usted deja de cometer los pecados que antes cometía y sigue siendo la mima persona, entonces no hay ningún arrepentimiento.

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...
X

Pin It on Pinterest

X
A %d blogueros les gusta esto: