¿Todos los pecados son Iguales para Dios?

Esta leyenda es común entre los cristianos en afirmar de que todos los pecados, a los ojos de Dios tienen el mismo nivel.

Es hora de contrarrestar esta leyenda, porque esta creencia es católica y por herencia la adquirieron los protestantes evangélicos que gracias a esto ellos tienen una mala comprensión acerca del infierno, y se ha arrastrado entre las creencia de los Adventistas del Séptimo Día. Cuidado con creer sobre la falsa teología del tormento eterno.

Antes de continuar, quiero dejar de claro que pecado es transgresión de la ley (1 Juan 3:4) y sea pecado grande o pecado pequeño (como acostumbramos muchas veces decir) tienen un precio y la paga por el pecado es la muerte. Alguien tiene que pagar, o tú lo pagas o Jesús lo paga.

Cualquier pecado aplicado nos aparta de Dios y por ende el precio de recibir la muerte eterna es de igual manera para todos a causa de las consecuencias que son eternas, pero esto no tiene nada que ver en decir que para Dios todos los pecados tienen el mismo nivel porque la biblia es clara en decir que no todos pagarán el mismo precio.

PRIMER PUNTO

Yo recomiendo leer los primeros siete capítulos de Levítico para comprender mejor esta cuestión.
Levítico cap. 1,2,3,4,5,6,7, pecado de príncipe, pecado de gobernante, pecado en el caso del pobre, pecado voluntario, pecado por ignorancia, podemos ver que habían diferentes tipos de sacrificios de animales.

SEGUNDO PUNTO

Salomón nos menciona siete pecados que aborrece Dios, entonces nos tendríamos que preguntar el porqué Salomón resalta siete pecados. Ahí es otro motivo para percibir que para Dios no todos los pecados son iguales, si no fuera así Salomón no haría esa mención:

“Hay seis cosas que el Señor aborrece,
y siete que le son detestables:
los ojos que se enaltecen,
la lengua que miente,
las manos que derraman sangre inocente,
el corazón que hace planes perversos,
los pies que corren a hacer lo malo,
el falso testigo que esparce mentiras,
y el que siembra discordia entre hermanos.”
Proverbios 6:16-19 NVI

TERCER PUNTO

Dios va a cobrar de acuerdo a la luz que la persona recibió. Él no puede hacer pagar de la misma forma al que no sabía; eso no sería justicia:

“Porque Dios «pagará a cada uno según lo que merezcan sus obras».[a] Él dará vida eterna a los que, perseverando en las buenas obras, buscan gloria, honor e inmortalidad. Pero los que por egoísmo rechazan la verdad para aferrarse a la maldad recibirán el gran castigo de Dios.” Romanos 2:6-8

»El siervo que conoce la voluntad de su señor, y no se prepara para cumplirla, recibirá muchos golpes. En cambio, el que no la conoce y hace algo que merezca castigo recibirá pocos golpes. A todo el que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho; y al que se le ha confiado mucho, se le pedirá aun más”. Lucas 12: 47-48

“Si la Iglesia sigue una conducta a la del mundo, compartirá la misma suerte. O, mejor dicho, como recibió mayor luz, su castigo será mayor que el de los impenitentes.” -Joya de los Testimonios, pág. 12

CUARTO PUNTO

Una persona que roba un lápiz no va a recibir el mismo precio del que asesinó a una familia entera. El que pecó e hizo sufrir más, ese pagará con mayor precio.

No todos los pecados son de igual magnitud delante de Dios; hay diferencia de pecados a su juicio, como la hay a juicio de los hombres. Sin embargo, aunque este o aquel acto malo pueda parecer trivial a los ojos de los hombres, ningún pecado es pequeño a la vista de Dios. El juicio de los hombres es parcial e imperfecto; mas Dios ve todas las cosas como son realmente”-El Camino a Cristo, pág.30

Algunos son destruidos como en un momento, mientras otros sufren muchos días. Todos son castigados “conforme a sus hechos.” Habiendo sido cargados sobre Satanás los pecados de los justos, tiene éste que sufrir no sólo por su propia rebelión, sino también por todos los pecados que hizo cometer al pueblo de Dios.” {El Conflicto de los Siglos 54, pág. 731.1}

Los impíos reciben su recompensa en la tierra. Proverbios 11:31. “Serán estopa; y aquel día que vendrá, los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos”. Malaquías 4:1. Algunos son destruidos como en un momento, mientras otros sufren muchos días. Todos son castigados “conforme a sus hechos”. Habiendo sido cargados sobre Satanás los pecados de los justos, tiene este que sufrir no solo por su propia rebelión, sino también por todos los pecados que hizo cometer al pueblo de Dios. Su castigo debe ser mucho mayor que el de aquellos a quienes engañó. Después de haber perecido todos los que cayeron por sus seducciones, el diablo tiene que seguir viviendo y sufriendo. En las llamas purificadoras, quedan por fin destruidos los impíos, raíz y rama: Satanás la raíz, sus secuaces las ramas. La penalidad completa de la ley ha sido aplicada; las exigencias de la justicia han sido satisfechas; y el cielo y la tierra al contemplarlo, proclaman la justicia de Jehová. {El Conflicto de los Siglos, pág. 652.3}

Hecho por: Richard Vargas

¿Entonces son todos los pecados iguales ante Dios? Sí, en que todos reciben castigo o que son perdonables. No en la severidad del castigo recibido.

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...
X

Pin It on Pinterest

X